Aniversarios
bottom_menu

 

En conversación con mi hija Rosaura y analizando está realidad que hoy tengo, el cambio que ha dado mi vida junto al crecimiento espiritual, se decidió que ella se dedicara a fechas, datos, nacimientos de mis hijos, en fin... a mi vida cotidiana desde que nací y todo lo que involucra lo que la Madre decide informar a través de los mensajes que Ella me da.

Yo solamente quiero decirles y quizás me quedaría corta de lo profundo de esa búsqueda y ese encuentro repentino con una realidad que todos y alguna manera en nuestros corazones sabemos que existe, que Él está aquí y que llegamos a Él a través de Ella, la Santísima Virgen. Para mí las fechas no tienen importancia, sólo los cambios que he experimentado, quizás analizando mi vida anterior, la Virgen siempre estuvo presente, sólo que yo no lo sabía, tuve experiencias cotidianas normales, a veces llenas de angustia y dolor, fracaso, donde se mesía la quimera de buscar la felicidad.

Quizás estas vivencias tan humanas en mi vida privada donde cometí tantos errores me equivoqué tantas veces dejándome envolver por esa necesidad del tener mas no el ser, luchando siempre movida por esa influencia externa a la que se ve envuelta la humanidad, moda, tendencia, exigencias de logros en el trabajo, como madre, como esposa, tratando de ser equivocadamente lo que se espera que seamos, olvidándonos de crecer y manteniéndonos alejados del Señor, con el absurdo capricho de que lo urgente desplaza lo necesario a lo real.

Siento que todas estas situaciones algunas muy difíciles donde me dejé llevar por la tristeza, el desespero, donde el fracasar te creaba un peso insostenible no dejándote ver lo cerca y lo importante de ese encuentro con Dios. Quizás todo eso fue formativo, porque hoy cuando llega alguna persona con su problema siendo para la misma su problema lo mas importante, me encuentro con una realidad que yo misma viví tiempos atrás, hoy gracias a ese encuentro con la Santísima Virgen donde me indicó el camino hacia su Amado Hijo, puedo decir que esas experiencias, aunque algunas doloras fueron formativas para darle calor y amor a todas las personas que se acercan.

¿Cómo no sufrir junto a ellos?, si yo lo viví y si hoy estoy aquí llena de Paz, Amor, esa es la misión mas importante, transmitirles a ellos o ellas ese amor y esa paz que sólo se llega a través de la Santísima Virgen. Dándonos un abrazo de amor maternal y reconfortándonos por el gran amor de Jesús.

Foto y cuadro: Sungliying Sujú Torres.

Rosaura Car das
Rosaura Gonzalo

Foto: Matilde Robinson.

Foto: Rosaura Cardas Gonzalo.

¿Qué significó la Virgen para mí?

Primero, no lo podía creer que a un ser con tantos defectos que se ha caído y levantado tantas veces, pudiera ver un acercamiento de la Santísima Madre. Hoy puedo decir envuelta en una total Paz, que ella siempre está, nos ama y acepta como somos y nos da las señales para mejorar y crecer siempre en la oración y en esa conversión que cada día se renueva, cada vez, que siento su presencia en la alegría de las personas, que han encontrado manifestaciones, con un regreso a la oración, a los sacramentos, donde veo a la gente primero desconcertada, a veces negativa a creer y después deslumbradas ante un hecho al que se sentían no preparados que Ella está aquí, que Nos ama que somos Sus hijos predilectos. ¿Qué Madre no ama a sus hijos?

Es tan fácil sentirla. Una vez le pregunté: ¿Madre, qué deseas que haga? Y me dijo: "Lo que haces, Te amo tal como eres". ¿Cómo describir lo que sentí?. Esta mujer imperfecta, con tanto defectos y debilidades, estaba oyendo unas palabras que fueron y son la luz que guiarán mis pasos. Seguiré creciendo en la oración, buscaré mejorar cada día, caeré y me levantaré porque soy un ser humano, pero cada vez que me levante, estaré mas fuerte, con esa fuerza que sólo la da la firme convicción de la fe y del amor y estos avatares o peldaños o barreras, dudas, temores o llámese como se llame serán superados, gracias a ese encuentro con Ella, con María Virgen del Valle "La Única La Conciliadora Puerta al Cielo".


Rosaura Gonzalo
13 de Noviembre del 2001

Un llamado por la paz

HOLA, QUIZAS ESTAS PALABRAS EXPRESEN LO QUE MUCHOS SENTIMOS,
¿QUÉ NOS PASA?, ¿HACIA DÓNDE VAMOS?, ¿QUÉ DESEAMOS?,
Y TODOS ESTOY SEGURA RESPONDERAN PAZ,
SI TODOS DESEAMOS LO MISMO,
BUSQUEMOS EN NUESTROS CORAZONES
Y NO IMPORTA A QUE RELIGIÓN PERTENEZCAS,
DIOS ES SÓLO UNO Y EN TU CORAZÓN ÉL ESTÁ.

DIME, ¿DESDE CUÁNDO NO ELEVAS UNA PLEGARIA?,
ESO SÓLO LO SABES TU, ¿MAS SABES EL PODER DE LA ORACIÓN?,
NO, YO TE LO VOY A DECIR,
LA ORACIÓN, CALMA SERENA ,
ABRE UN CAMINO DIRECTO HACIA DIOS
ESE MARAVILLOSO CREADOR DE TODO , TE AMA.

BUSQUEMOS LA PAZ A TRAVES DE ÉL
DI UNA ORACIÓN POR LA PAZ DONDE TE ENCUENTRES
SÓLO TU SABES CUANTO LA NECESITAMOS.


Rosaura Gonzalo

Porlamar, 20-12-2002